Investment Institute
Sostenibilidad

Inversión responsable a la sombra de la guerra de Ucrania

  • 30 Mayo 2022 (5 min de lectura)

Es probable que la guerra en Ucrania, más allá de la tragedia para la población local y las sombrías ramificaciones geopolíticas, tenga un impacto significativo en la economía europea, poniendo en peligro su recuperación  justo cuando por fin estaba saliendo de la pandemia.

La inflación ya estaba repuntando debido a las interrupciones de la línea de suministro, pero la perturbación de los precios de la energía está exacerbando el impacto sobre el poder adquisitivo de los hogares, reflejado en la fuerte caída de la confianza de los consumidores y, al menos en algunos países, en una reducción real del gasto.

Los gobiernos están respondiendo a este desafío lanzando otro estímulo fiscal -superior al 1% del PIB en cada uno de los cuatro mayores estados miembros de la zona del euro-, pero existe el riesgo de que la "emergencia de crecimiento" pueda incentivar a los gobiernos a posponer las decisiones necesarias, aunque dolorosas, sobre la descarbonización de nuestras economías.

Asegurar la energía

La salida más obvia de la crisis actual es que cualquier discusión sobre el camino correcto para nuestra combinación energética debe considerar cómo el objetivo cero neto no negociable para 2050 se entrelaza con la seguridad energética y la cohesión social.

Si las cuestiones de seguridad dominan exclusivamente la ecuación, existe el riesgo de que cualquier solución de tipo rápido - como la sustitución del gas ruso por gas natural licuado de EE.UU. o Catar - se convierta en una solución permanente, posponiendo la descarbonización de la generación de energía si los operadores obtienen compromisos a largo plazo de los gobiernos a cambio de sus esfuerzos de inversión.

Si bien son necesarias algunas soluciones rápidas dada la urgencia de las sanciones, éstas deben integrarse cuidadosamente en una estrategia más amplia. Es necesario un cambio más amplio hacia las energías renovables -que puede requerir una ampliación de la capacidad de financiación de la Unión Europea (UE) de la próxima generación (Next Generation EU)-, pero la crisis también está volviendo a poner sobre la mesa la cuestión de la energía nuclear.

La UE todavía no ha finalizado su posición sobre este aspecto crucial en su taxonomía, pero en la actual carrera por sustituir el petróleo y el gas rusos, uno de los elementos más subestimados del influyente informe de la Agencia Internacional de la Energía del año pasado debería meditarse: En el camino de la agencia hacia el cero neto, era necesario un aumento de la contribución de la energía nuclear.

Integración ASG

Para los inversores, esto significa que su estrategia medioambiental, social y de gobierno corporativo (ESG) debe ser aún más granular en lo que respecta a la energía, centrándose en formas de transición de los combustibles fósiles que tienen en cuenta las limitaciones geopolíticas de los países. Los inversores también deben aumentar su capacidad para examinar conjuntamente los pilares "E" y "S".

La cuestión de la "Transición Justa" no es nueva, pero, por supuesto, está adquiriendo mayor relevancia en el contexto del rápido aumento de los precios de la energía. Esto siempre iba a suceder bajo cualquier transición realista  hacia el cero neto, pero con los consumidores que se enfrentan a aumentos de doble dígito en los precios de la electricidad, se está convirtiendo en algo muy real, muy rápidamente. La energía no es el único canal de transmisión a través del cual las consecuencias de la guerra de Ucrania nos están obligando a compaginar "E" y "S".  La interrupción del suministro de cereales y fertilizantes está provocando un aumento de los precios de los alimentos, con consecuencias visibles para los países en desarrollo y los países más pobres de los países desarrollados.

La incorporación de la dimensión social de la transición por parte de las empresas participadas va a ser un punto central en los próximos años. Esto se aplica a las empresas, pero también - y posiblemente de manera más crucial - a los Estados.

La evaluación ASG de los emisores estatales se encuentra todavía en sus comienzos, debido a la falta de un enfoque común y suficientemente detallado en el sector financiero, pero un ingrediente clave debería ser cómo gestionan el efecto distributivo de las políticas de transición que aplican. Sin un reparto justo de la carga de hacer sostenibles nuestras economías, la aceptación democrática de la lucha contra el cambio climático -que en muchos países  aún es bastante reciente o se tambalaea- se desvanecerá.

Retos de la exclusión

La guerra de Ucrania también obligará a reconsiderar cómo consideran los inversores las criptodivisas desde el punto de vista ASG. Hasta ahora, lo que se ha estudiado  son los aspectos  perjudiciales para el medio ambiente (muchas criptomonedas consumen una  cantidad desmesurada de energía para su extracción). Pero la capacidad de estas monedas para eludir el escrutinio - y en particular las sanciones internacionales - debería  llamar la atención.

Por último, hay otra cuestión que exige una mayor granularidad en las estrategias ASG: Cómo consideramos las armas. La exclusión total de las empresas implicadas en el sector de la defensa ha sido una práctica común entre muchos inversores ASG. Aunque, por supuesto, no hay razón para mirar a través del desarrollo y la producción de armas controvertidas - sobre las que existen normas bastante aceptadas en el sector financiero - las empresas que mejoran la capacidad de los países para defenderse de la agresión pueden no ser contradictorias con la inversión sostenible.

Lo que la guerra de Ucrania probablemente reclama es un conjunto más sólido de principios sobre cómo los derechos humanos pueden formar parte de cualquier política de inversión.

Lea más sobre este tema, con las opiniones de Gilles Moëc y Bertrand Badré, ex director general del Banco Mundial, y CEO y Fundador de Blue like an Orange Sustainable Capital, en Project Syndicate.

Artículos relacionados

Sostenibilidad

Por qué la geopolítica no debe hacer descarrilar la transición energética, ni la resolución de los inversores

  • por Chris Iggo
  • 30 Mayo 2022 (5 min de lectura)
Sostenibilidad

How institutional investors can make a social impact in portfolios

  • por Bruno Bamberger
  • 12 Abril 2022 (7 min de lectura)
Sostenibilidad

Top ESG equities show their resilience in 2021

  • por Hina Varsani
  • 11 Febrero 2022 (5 min de lectura)

    Disclaimer

    Este documento tiene fines informativos y su contenido no constituye asesoramiento financiero sobre instrumentos financieros de conformidad con la MiFID (Directiva 2014/65 / UE), recomendación, oferta o solicitud para comprar o vender instrumentos financieros o participación en estrategias comerciales por AXA Investment Managers Paris, S.A. o sus filiales.

    Las opiniones, estimaciones y previsiones aquí incluidas son el resultado de análisis subjetivos y pueden ser modificados sin previo aviso. No hay garantía de que los pronósticos se materialicen.

    La información sobre terceros se proporciona únicamente con fines informativos. Los datos, análisis, previsiones y demás información contenida en este documento se proporcionan sobre la base de la información que conocemos en el momento de su elaboración. Aunque se han tomado todas las precauciones posibles, no se ofrece ninguna garantía (ni AXA Investment Managers Paris, S.A. asume ninguna responsabilidad) en cuanto a la precisión, la fiabilidad presente y futura o la integridad de la información contenida en este documento. La decisión de confiar en la información presentada aquí queda a discreción del destinatario. Antes de invertir, es una buena práctica ponerse en contacto con su asesor de confianza para identificar las soluciones más adecuadas a sus necesidades de inversión. La inversión en cualquier fondo gestionado o distribuido por AXA Investment Managers Paris, S.A. o sus empresas filiales se acepta únicamente si proviene de inversores que cumplan con los requisitos de conformidad con el folleto y documentación legal relacionada.

    Usted asume el riesgo de la utilización de la información incluida en este documento/ material audiovisual. La información incluida en este documento/ material audiovisual se pone a disposición exclusiva del destinatario para su uso interno, quedando terminantemente prohibida cualquier distribución o reproducción, parcial o completa por cualquier medio de este material sin el consentimiento previo por escrito de AXA Investment Managers Paris, S.A.

    La información aquí contenida está dirigida únicamente a clientes profesionales tal como se establece en los artículos 205 y 207 del texto refundido de la Ley del Mercado de Valores que se aprueba por el Real Decreto Legislativo 4/2015, de 23 de octubre.

    Queda prohibida cualquier reproducción, total o parcial, de la información contenida en este documento.

    Por AXA Investment Managers Paris, S.A., sociedad de derecho francés con domicilio social en Tour Majunga, 6 place de la Pyramide, 92800 Puteaux, inscrita en el Registro Mercantil de Nanterre con el número 393 051 826. En otras jurisdicciones, el documento es publicado por sociedades filiales y/ o sucursales de AXA Investment Managers Paris, S.A. en sus respectivos países.

    © 2022 AXA Investment Managers Paris, S.A.. Todos los derechos reservados

    Advertencia sobre riesgos

    El valor de las inversiones y las rentas derivadas de ellas pueden disminuir o aumentar y es posible que los inversores no recuperen la cantidad invertida originalmente.

    Clientes Profesionales

    El sitio web de AXA INVESTMENT MANAGERS ESPAÑA está destinado exclusivamente a clientes profesionales tal y como son definidos en la Directiva 2014/65/EU (Directiva sobre Mercados de Instrumentos Financieros). Para una mayor información sobre la disponibilidad de los fondos AXA IM, por favor consulte con su asesor financiero o diríjase a la página web de la CNMV www.cnmv.es