A partir de los 40, más prudentes a la hora de asumir riesgos

A los españoles les gusta ser precavidos con su dinero y en general con su vida.

Pero esta cautela se acentúa aún más a medida que cumplen años y el apetito por el riesgo disminuye significativamente. Esto se refleja en que un 25% de las personas con entre 31 y 39 años está dispuesta a asumir riesgos, mientras que este porcentaje se reduce a la mitad (13%) para las personas con edades comprendidas entre 40 y 50 años.

Según el estudio VOICES, a partir de los 40 años los individuos evitan tomar riesgos con sus finanzas.

La mejora de las condiciones de vida que se ha logrado en los últimos años hace que este hecho sea especialmente relevante, ya que los españoles reducen drásticamente su disposición a asumir riesgos en un momento en el que les queda por completar la mitad de su carrera laboral y, gracias al aumento de la esperanza de vida, también mucha vida por delante.

Es probable que aquellos que tienen 40 años deban trabajar 20 años o más para asegurarse una buena jubilación y para ello necesitan poner su dinero a trabajar, lo que generalmente significa poder asumir algún riesgo de inversión.

De hecho, VOICES refleja que el 30% de las personas están preparadas para asumir algún nivel de riesgo para obtener un mayor rendimiento. Pero de ellos, sólo el 2% se sentía cómodo haciéndolo, mientras que el 11% decía darse cuenta de que necesitaba asumir algunos riesgos para obtener un mejor rendimiento por su dinero, pero que en general, trataban de poner límite al riesgoque asumían.

Según el estudio VOICES, un 30% de personas están preparadas para asumir algún riesgo a cambio de mayor rendimiento.

La disposición a la hora de asumir riesgos también varía según el nivel de renta. Así, las personas con rentas más elevadas destinan un 18% de sus inversiones a la renta variable y un 28% a inmobiliario, mientras que, en los segmentos con menos ingresos, la asignación a renta variable se reduce prácticamente a la mitad (10%) y destinan cinco puntos porcentuales menos a las inversiones en propiedades inmobiliarias.

La presente comunicación está destinada exclusivamente a clientes profesionales de conformidad con las normas MiFID (Directiva sobre Mercados de Instrumentos Financieros). La información reseñada tiene exclusivamente una finalidad informativa y no supone ni una promoción financiera ni invitación o recomendación de adquisición o inversión, ni constituye, por sí misma, una base para la toma de decisiones inversoras ni supone una garantía de rentabilidad futura de inversiones financieras. El mercado financiero es fluctuante y está sujeto a variaciones y los tipos de cambio pueden sufrir oscilaciones que incidan directamente en la rentabilidad de las inversiones, tanto al alza como a la baja. El receptor de esta información debe tener presente que la evolución de las variables económicas y los valores de losmercados financieros pueden cambiar significativamente y ser diferentes a los análisis e indicaciones que figuran en esta comunicación. Serecomienda tener un conocimiento más detallado mediante el Documento de Datos Fundamentales para el Inversor (DFI) que está disponible para todos los inversores y deberá leerse antes de la suscripción y de la decisión de invertir.

AXA Investment Managers no asume responsabilidad alguna por cualquier acto u omisión derivada del mal o incorrecto uso de la información facilitada, declinando toda responsabilidad por su uso incorrecto o inadecuado.

AXA INVESTMENT MANAGERS GS LIMITED SUCURSAL EN ESPAÑA, tiene su domicilio social en Madrid, Paseo de la Castellana núm. 93, 6ªplanta, se encuentra inscrita en el Registro Mercantil de Madrid, hoja M-301801, y se encuentra registrada en la CNMV bajo el número 19 como ESI del Espacio Económico Europeo con Sucursal.