Big Data, la mina de oro del tercer milenio

El denominado Big Data es conocido como la nueva mina de oro del siglo XXI. Poseer una gran cantidad de datos y ser capaz de extraer valor de ellos es uno de los avances más importantes del negocio digital, incluso para las empresas que no están directamente relacionadas con el sector de la tecnología.

De hecho, el Big Data está en todas partes. Las propias personas los generamos casi de forma industrial: a través de los clics en nuestro smartphone o tablet, de las redes sociales o de motores de búsqueda, en correos electrónicos o en sitios web.
En concreto, se estima que cada minuto se generan a nivel global 1,7 billones de bytes de datos, lo que equivale a 6 MB diarios por persona. Es decir, el mundo produce un volumen increíble de datos, heterogéneos por fuente y formato, listos para ser almacenados, gestionados y, sobre todo, estudiados.

Valor del mercado mundial de Big Data entre 2011 y 2027 - Financistas

Sin embargo, los datos en bruto son inútiles. Para poder extraer valor, se necesitan utilizar tecnologías de análisis (Analytics) capaces de transformar esos fríos números en información valiosa para las empresas, ofreciendo una enorme ventaja competitiva no solo para las grandes compañías, sino también para las pequeñas y medianas. No es una coincidencia que el mercado mundial para el análisis de big data esté creciendo a un ritmo vertiginoso: en 2017 se situaba en 35.000 millones de dólares, pero está destinado a triplicarse en solo diez años hasta situarse en 103.000 millones de dólares.

Y es que la economía de datos es clave para los países. Según el estudio The value of the EU data economy, elaborado por la Comisión Europea (CE), en 2016 la economía de datos supuso 300.000 millones de euros, lo que representó el 1,99% del PIB. Una cifra que podría incrementarse hasta los 739.000 millones en 2020, suponiendo el 4% del PIB del conjunto de la EU, si se mantienen las políticas favorables y se implementan las condiciones legislativas.

Mercado europeo de datos en cifras en 2016 - Financistas

El avance imparable de esta tendencia se refleja como no podía ser de otra manera en el mercado laboral. Según las cifras de la Unión Europea, en los próximos dos años se crearán alrededor de 900.000 puestos de trabajo relacionados con la tecnología. De hecho, estiman que solamente en España se necesitará cubrir 80.000 puestos dentro del área STEM (Ciencias, Tecnologías, Ingeniería y Matemáticas, por sus siglas en inglés).

No en vano, los profesionales y analistas del Big Data ya se encuentran entre las profesiones más solicitadas en nuestro país. Según el último estudio sobre las posiciones y competencias más demandadas, de la escuela de negocios AEA, se sitúa como el segundo profesional más demandado de la lista y el primero de los puestos que más cuesta cubrir. El sector está creciendo a un ritmo del 40% anual y está contribuyendo también al desarrollo de otros sectores, incrementando la productividad y la rentabilidad más de un 5%.