Tomorrow Augmented

Diez maneras en que la economía de la longevidad está cambiando nuestro estilo de vida

La longevidad no solo tiene que ver con el fin de la vida, sino con «toda la vida». Personas de todas las edades pueden utilizar los bienes y servicios que engloba este término tan amplio, que incluye el bienestar, la salud y los tratamientos médicos, así como el consumo de la «generación de  oro» (hábitos de consumo de las generaciones de mayor edad) , el cuidado de personas mayores y los servicios funerarios.

A continuación, destacamos  cómo la economía de la longevidad está impactando en la vida de las personas en todo el mundo y mostramos cómo estas se están beneficiando de las innovaciones y soluciones que ofrecen empresas muy diversas.

1.       Ejercicio

Para vivir más tiempo, es importante mantenernos en forma y sanos.  Las personas mayores de 65 años son las que más frecuentan el gimnasio en el Reino Unido, con un uso máximo del gimnasio a los 72 años, según un estudio de Nuffield Health[1]. Pero muchas personas que van al gimnasio frecuentemente han tenido que quedarse en casa durante el confinamiento provocado por el coronavirus y han probado las clases de ejercicio virtuales a distancia. La empresa europea de gimnasios de bajo coste Basic Fit, cuenta con una aplicación que ofrece una serie de programas de entrenamiento en casa, que incluye clases virtuales y un plan de nutrición personalizado.

2.       Ir al médico, de forma virtual

A veces puede ser difícil programar una cita de un médico, sobre todo teniendo en cuenta las responsabilidades laborales o familiares. Y durante la pandemia del coronavirus, muchos médicos han preferido realizar consultas por Internet o a través de vídeo.  El proveedor mundial de atención virtual Teladoc Health registró un incremento del total de visitas de un 92%, hasta los dos millones, en el primer trimestre de 2020, mientras la pandemia del coronavirus se extendía[2]. Sus servicios incluyen la posibilidad de hablar con un médico o especialista en salud mental por teléfono, cargar fotos para que las vea un dermatólogo y obtener una receta que puede enviarse electrónicamente a la farmacia para poder recoger el medicamento.

3.       Tratamiento en casa

Si usted está enfermo o le han realizado una operación, hay estudios que sugieren que la recuperación en casa reduce las estancias hospitalarias reduciendo la carga de las camas hospitalarias, sin un impacto negativo en los resultados de los pacientes[3]. Pero a veces se necesita ayuda profesional; por ejemplo, las terapias físicas o la curación de heridas. Amedisys es un ejemplo de una de las empresas que ofrece visitas médicas al hogar en todo EE. UU., para ayudar a sus pacientes a mantener su independencia y calidad de vida.

4.       Tratamiento por una afección continua

Seis de cada diez adultos estadounidenses padecen una enfermedad crónica[4] y la necesidad de tratar  afecciones continuas es una cuestión global. Las innovaciones médicas y el uso de la tecnología digital han simplificado considerablemente el tratamiento de enfermedades crónicas como la diabetes tipo 2. Por ejemplo, Dexcom ofrece un sistema de control de glucosa que puede enviarle una alerta a su smartphone si sus niveles de azúcar en la sangre descienden demasiado. Además, la compañía de tecnología médica Masimo cuenta con un producto para su uso en el hogar que permite medir los niveles de oxígeno, las pulsaciones y otros registros.

5.       Mejora de la salud

Las vitaminas y suplementos también son un gran mercado, con compañías importantes como Reckitt Benckiser, cuyos productos Digestive Advantage son la marca probiótica número uno en Estados Unidos[5]. Según la Encuesta Nacional de Examen de Salud y Nutrición, casi uno de cada dos adultos estadounidenses complementa su dieta con vitaminas[6]. Mientras tanto, el mercado europeo de suplementos dietéticos alcanzó un valor de 14.300 millones de dólares en 2018 y se espera que llegue a los 20.900 millones en 2026.[7].

6.       Y, por su puesto, las mascotas

Casi el 50% de los hogares estadounidenses tienen una mascota según los últimos datos del censo de EE. UU.[8], con un gasto medio anual de los propietarios de mascotas de 528 dólares al año[9]. Mientras tanto, la región de Asia Pacífico registra el mayor crecimiento a nivel mundial en las ventas de alimentos para gatos y perros, al aumentar el número de mascotas en esos países[10]. Muchas personas tienen mascotas para que les hagan compañía o para animarse a hacer ejercicio, al tener que sacar a pasear al perro.

Pero tener mascotas implica cuidarlas cuando están enfermas y seguir sus tratamientos regulares, así como sus cambiantes necesidades a medida que envejecen. La empresa de cuidado de mascotas Zoetis es un ejemplo de empresa de este área que está innovando para desarrollar nuevos productos y soluciones para la salud animal.

7.       Mejorar sus perspectivas profesionales

Dado que vivimos más tiempo y el mundo cambia más rápidamente —por ejemplo, mediante la digitalización—, nadie puede esperar que todo lo que aprendimos en la escuela o la universidad, o incluso cuando teníamos 20 años, siga siendo suficiente —o relevante— a lo largo de nuestra vida laboral. Puede que decida estudiar para mejorar sus habilidades generales, avanzar en su carrera profesional o volver a formarse para cambiar de trabajo. Muchas empresas también ofrecen a sus trabajadores la oportunidad de obtener cualificaciones como forma de retener personal; por ejemplo, a través del programa Degrees@Work de Strategic Education.

8.       Protección

Muchas personas optan por contratar coberturas de enfermedades críticas por las que reciben una cantidad global en caso de que les diagnostiquen una de las enfermedades cubiertas, para protegerse frente a dificultades financieras imprevistas, por ejemplo, no recuperarse lo suficiente como para seguir trabajando. Durante las medidas de confinamiento adoptadas en todo el mundo a causa del  coronavirus, las descargas de la aplicación de salud digital de la aseguradora multinacional británica Prudential  triplicaron con creces entre principios de marzo y mediados de mayo[11], y la compañía anunció que estaba ampliando el número de productos que podían venderse de forma virtual.

9.       Cuidado personal

En los próximos diez años, se espera que más del 50% del crecimiento del gasto de consumo de los países desarrollados provenga de los mayores de 60 años[12]. Y la mayoría de nosotros no solo queremos vivir más tiempo, sino que queremos vivir más sano durante más tiempo. El cuidado personal contribuye de forma importante a este objetivo. Tanto si se compra una crema hidratante Curel para cuidarse la piel (de la empresa japonesa Kao) o simplemente repone sus productos básicos de uso diario como Colgate (de Colgate Palmolive), el grupo de edad de más de 60 años tiene un poder adquisitivo importante y, a menudo, más tiempo para comprar.

10.   Ocio

Los viajes y el turismo entre las generaciones mayores están creciendo y se estima que para 2050 los mayores de 60 años harán más de 2.000 millones de viajes anuales[13]. Indudablemente, la pandemia de coronavirus ha ejercido una presión inmediata sobre los operadores turísticos y de viajes. Sin embargo, muchos viajeros ya han reprogramado sus viajes para 2021. Por ejemplo, Royal Caribbean Cruises afirmó en mayo que las reservas para 2021 se sitúan ya en niveles históricos y a precios más altos comparado con el mismo periodo de 2019.[14]

Peter Hughes, cogestor de la estrategia Longevity Economy de AXA IM, comentó:

«A pesar del brote del coronavirus, la población mundial sigue envejeciendo y esperamos que la esperanza de vida mundial aumente a más largo plazo. Así, aunque podemos ver algunos cambios en los patrones de consumo tras la covid-19, los principales motores de la economía de la longevidad permanecen intactos. Para los inversores con un horizonte de inversión a más largo plazo, se trata de tendencias fundamentales de crecimiento estructural que, junto con los cambios demográficos, pueden ofrecer algunas oportunidades interesantes».

 

 

 

[1] Fuente: Nuffield Health, 22 de marzo de 2016
[2] Fuente: Teladoc, 29 de abril de 2020
[3] Fuente: Early Discharge Hospital at Home, 26 de junio de 2017
[4] Fuente: Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, 23 de octubre de 2019
[5] Fuente: Reckitt Benckiser. Basado en las ventas de unidades hasta el 28 de marzo de 2020
[6] Fuente: Trends in Dietary Supplement Use among US Adults From 1999–2012, 11 de octubre de 2016
[7] Fuente: Fortune Business Insights
[8] Fuente: Oficina del Censo de Estados Unidos, 16 de mayo de 2017
[9] Fuente: Oficina del Censo de Estados Unidos, 11 de abril de 2019
[10] Fuente: Petfood Industry.com, 2 de octubre de 2019
[11] Fuente: Prudential, 14 de mayo de 2020
[12] Fuente: McKinsey Global Institute, Urban World: The Global Consumers to Watch, abril de 2016
[13] Fuente: Organización Mundial del Turismo, a través de «Tourism and Leisure Behaviour in an Ageing World», de Ian Patterson, CABI, 2017
[14] Fuente: Royal Caribbean, 20 de mayo de 2020

Las acciones se muestran con fines exclusivamente ilustrativos y no deben considerarse asesoramiento o una recomendación de una estrategia de inversión.

 

El presente documento se dirige y está destinado exclusivamente a clientes profesionales de conformidad con las normas MiFID (Directiva sobre Mercados de Instrumentos Financieros).
La información, opiniones, estimaciones y previsiones expuestas en el mismo tienen exclusivamente una finalidad informativa y, en ningún caso, están dirigidas a clientes minoristas y/o inversores finales. Igualmente, la información reseñada no supone asesoramiento en materia de inversión ni una promoción financiera ni invitación o recomendación de adquisición o inversión, ni constituye, por sí misma, una base para la toma de decisiones inversoras ni supone una garantía de rentabilidad futura de inversiones financieras. El mercado financiero es fluctuante y está sujeto a variaciones y los tipos de cambio pueden sufrir oscilaciones que incidan directamente en la rentabilidad de las inversiones, tanto al alza como a la baja. El receptor de esta información debe tener presente que la evolución de las variables económicas y los valores de los mercados financieros pueden cambiar significativamente y ser diferentes a los análisis e indicaciones que figuran en este documento.   
AXA Investment Managers no asume responsabilidad alguna por cualquier acto u omisión derivada del mal o incorrecto uso de la información facilitada, declinando toda responsabilidad por el uso incorrecto o inadecuado del documento.
AXA INVESTMENT MANAGERS GS LIMITED SUCURSAL EN ESPAÑA, tiene su domicilio social en Madrid, Paseo de la Castellana núm. 93, 6ª planta, se encuentra inscrita en el Registro Mercantil de Madrid, hoja M-301801, y se encuentra registrada en la CNMV bajo el número 19 como ESI del Espacio Económico Europeo con Sucursal.