Economía evolutiva: un nuevo enfoque de la inversión en renta variable

Cinco tendencias que impactarán en cómo los inversores acceden al crecimiento a largo plazo.

Las empresas han cambiado radicalmente su forma de hacer negocios durante los últimos veinte años, pero el enfoque de los inversores ha permanecido inalterable. Hoy en día, las empresas son cada vez más internacionales y multisectoriales en sus planteamientos, lo que significa que los inversores podrían estar perdiéndose unas rentabilidades bursátiles potencialmente más altas al seguir basando sus decisiones de asignación a renta variable puramente en enfoques geográficos o sectoriales tradicionales.

Hemos identificado cinco tendencias de crecimiento a través de varias décadas que creemos que tendrán un profundo impacto en la forma en que los inversores bursátiles acceden al crecimiento a largo plazo y que denominamos la "economía evolutiva": automatización, consumidores conectados, envejecimiento y estilos de vida, tecnologías limpias y sociedades en transición. Aunque estas tendencias estructurales no son nuevas, creemos que el aprovechamiento de su potencial de inversión sigue estando en una fase bastante incipiente.

                                        Cinco tendencias de inversión con potencial de crecimiento a largo plazo
 

Las empresas están cambiando…

El efecto combinado de los cambios demográficos irreversibles y el incesante ritmo de la innovación tecnológica está obligando a las empresas a adaptar sus modelos de negocio para satisfacer las necesidades siempre cambiantes de sus clientes en todo el mundo. Así pues, para los inversores escoger empresas "tecnológicas" dice muy poco de la verdadera naturaleza de las perspectivas a largo plazo y los riesgos de estas empresas, a la vista de la omnipresencia de la tecnología en los diferentes sectores.

Pongamos el ejemplo de una empresa tecnológica que ha evolucionado su oferta de productos para incluir smartwatches que pueden medir la frecuencia cardiaca o los patrones de sueño y enlazar con otros dispositivos para controlar de forma continua los niveles de azúcar en sangre; eso dificulta la categorización dentro de las clasificaciones tradicionales de inversiones tecnológicas o sanitarias.

Del mismo modo, el sector automovilístico ya no se limita a fabricar coches. Ahora, el sector automovilístico puede aludir a fabricantes que desarrollan tecnologías limpias que impactarán en la sostenibilidad de los recursos naturales, herramientas de automatización que están allanando el camino hacia los coches sin conductor, y empresas que están respondiendo a las demandas de los consumidores conectados de hoy y desarrollan opciones de personalización y conectividad con los smartphones.

... y la inversión en renta variable ha de adaptarse

Para dar a los inversores un mejor acceso a las oportunidades potenciales de esta transición empresarial, hemos evolucionado nuestra estructura actual de análisis colaborativo incorporando una cobertura específica de las cinco tendencias de crecimiento de la "economía evolutiva".

Así pues, en lugar de encerrar los conocimientos especializados de nuestro equipo dentro de los límites tradicionales de las clasificaciones sectoriales, hemos nombrado un responsable de análisis para cada una de las tendencias de la "economía evolutiva" para colaborar eficazmente en las ideas de inversión.

Por ejemplo, nuestro responsable de análisis sobre envejecimiento y estilos de vida cubre todo tipo de empresas que se ocupan de las implicaciones del envejecimiento demográfico, desde empresas que venden productos para la población mayor de rentas altas, que supone una proporción cada vez mayor del gasto de consumo, hasta entidades financieras que ayudan a los millennials a crear planes de ahorro a largo plazo, o inmobiliarias especializadas en residencias y centros hospitalarios.

Del mismo modo, nuestro responsable de análisis sobre sociedades en transición se fija en empresas que atienden los cambios en los patrones de consumo de las sociedades en los mercados frontera, emergentes y desarrollados, desde empresas sanitarias que suministran medicamentos hasta empresas de tecnologías limpias y proyectos de infraestructuras.

Este enfoque multidimensional trata de dar a los inversores una exposición diversificada y cuantificable a las oportunidades de crecimiento en toda la "economía evolutiva". Usando una base de datos de exposiciones temáticas desarrollada internamente, podemos cuantificar los diferentes niveles de exposición de las empresas a cada una de nuestras cinco tendencias, en un universo formado por aproximadamente 11.000 empresas, unas 100 subtendencias y unos 1.400 subsectores1.

Inversión activa a largo plazo en la "economía evolutiva"

Cuando hemos identificado empresas que tienen alguna exposición a alguna de estas áreas de crecimiento estructural, buscamos negocios que creemos que pueden beneficiarse de estas trayectorias de crecimiento y que probablemente generen rendimientos atractivos a largo plazo para nuestros inversores.

En este sentido, nos mantenemos fieles al análisis fundamental de valores con enfoque bottom-up, es decir, seguimos prestando mucha atención a detalles como los retornos sobre el capital invertido y la generación de flujos de caja para conseguir crecimientos sostenibles a largo plazo para nuestros inversores. Lo que más está cambiando a la hora de evaluar las empresas que están expuestas a estos temas es la necesidad de ser más multidisciplinar y colaborativo en materia de conocimientos sectoriales.

Entonces, ¿qué significa la "economía evolutiva" para los inversores?

En última instancia, las empresas y las personas que atienden seguirán cambiando durante las próximas décadas. Creemos que la "economía evolutiva" gira en torno a identificar las mejores de estas oportunidades de renta variable a largo plazo, con independencia de cómo se definan las empresas desde un punto de vista geográfico o sectorial.

1 Fuente: AXA IM, a 29 de diciembre de 2017

El presente documento está dirigido exclusivamente a clientes profesionales con las normas MIFID (Directiva sobre Mercados de Instrumentos Financieros) presumiéndose, por tanto, la experiencia, conocimientos y cualificación necesarios para tomar sus propias decisiones de inversión y valorar correctamente sus riesgos y el de sus clientes.

La información y datos financieros reseñados en el mismo tiene una finalidad meramente informativa y en ningún caso están dirigidos a clientes minoristas y/o a inversores finales. Igualmente, la información datos financieros reseñados no suponen asesoramiento en materia de inversión, ni una promoción financiera, ni invitación o recomendación de adquisición o inversión, ni constituyen por sí mismas, una base para la tomade decisiones inversoras ni de garantía de rentabilidad futura de inversiones financieras. El mercado financiero es fluctuante y está sujeto a variaciones y los tipos de cambio pueden sufrir oscilaciones que incidan directamente en la rentabilidad de las inversiones, tanto al alza como a la baja. El receptor de esta información debe tener presente que la evolución de las variables económicas y los valores de los mercados financieros pueden cambiar significativamente y ser diferentes a los análisis e indicaciones que figuran en el documento.

AXA INVESTMENT MANAGERS (AXA IM) no asume responsabilidad alguna por cualquier acto u omisión derivada del mal o incorrecto uso de la información facilitada, declinando toda responsabilidad por el uso incorrecto o inadecuado del documento.

AXA INVESTMENT MANAGERS GS LIMITED SUCURSAL EN ESPAÑA, tiene su domicilio social en Madrid, Paseo de la Castellana núm. 93, 6ª planta, se encuentra inscrita en el Registro Mercantil de Madrid, hoja M-301801, y se encuentra registrada en la CNMV bajo el número 19 como ESI del Espacio Económico Europeo con Sucursal