La “generación de oro”, una oportunidad de inversión

Sus hábitos de consumo impulsan las empresas de consumo discrecional.

Las expectativas de vida están aumentando significativamente. No en vano, se estima que una de cada tres personas vivirá 100 años1. Al mismo tiempo, las tasas de natalidad están descendiendo a nivel global, y el número de hijos por mujer ha pasado de 5 en 1950 a 2,5 a día de hoy, y se prevé que baje hasta 1,8 en 20502. El resultado de esta combinación es que la población de más de 60 años será la que más aumente su peso respecto a la población total.

De hecho, en 2018 y por primera vez en la historia, la población global de más de 65 años superará el número de niños menores de 5 años. Esta situación está obligando a las empresas, los gobiernos y las personas a adaptarse de manera apremiante a las necesidades evolutivas y preferencias de este creciente ‘nuevo’ grupo de consumidores.

Asimismo, y dado que acumulan un vasto patrimonio procedente de su vida laboral - se calcula que el poder adquisitivo de los jubilados y las generaciones de mayor edad se situará en 15 billones de dólares a nivel global en 2020 frente a los 8 billones de dólares de 20103- se estima que aportarán el 55% del crecimiento del comercio global en Norteamérica, Europa Occidental y Noreste de Asia en el periodo 2015-2030.

Pero, ¿a qué destinan este ahorro? En gran medida, las empresas vinculadas al consumo discrecional, y en especial las relacionadas con el bienestar, como productos de belleza, viajes o entretenimiento.

Las generaciones de mayor edad destinan su poder adquisitivo a empresas vinculadas al consumo discrecional, en especial relacionadas con el bienestar.

Ante esta situación, el reto para los inversores radica en identificar las empresas que se están adaptando para satisfacer la demanda de esta generación de oro y cuyos negocios pueden beneficiarse de esta tendencia al alza.

1ONS, revisado a 31 de marzo de 2018
2ONU, revisado a 31 de marzo de 2018
3Euromonitor, 2014. (últimos datos disponibles)