The Evolving Economy

La Economía en Evolución: un nuevo enfoque de la inversión en renta variable

Durante los últimos veinte años, la forma de hacer negocios de las empresas ha cambiado drásticamente, y sin embargo el enfoque de muchos inversores  respecto a la renta variable  no ha cambiado.

En la actualidad, las grandes compañías aplican estrategias de negocio cada vez más globales y multi-sectoriales, lo cual significa que los inversores podrían estar dejando pasar la oportunidad de obtener mayores rentabilidades potenciales de sus inversiones en renta variable, al seguir basando sus decisiones de asignación en renta variable exclusivamente en consideraciones geográficas o sectoriales tradicionales.

Hemos identificado cinco temáticas de crecimiento en varias décadas que creemos tendrán  un impacto radical  en la forma  en la que los inversores de renta variable acceden al crecimiento a largo plazo, y que englobamos en el concepto de Economía en Evolución: automatización, el consumidor conectado, envejecimiento de la población y estilo de vida, las tecnologías limpias y las sociedades en transición. Aunque estas temáticas estructurales no son novedosas, nos encontramos aún en las fases relativamente iniciales de acceso a su potencial de inversión.

La Economía en Evolución:


 

Las grandes compañías están cambiando…

La combinación de unos cambios demográficos irreversibles y de la incesante evolución de las tecnologías está forzando a las grandes compañías a replantear sus modelos de negocio para satisfacer las necesidades en constante progresión de sus clientes a nivel global.

Por tanto, para los inversores, la selección de empresas ‘tecnológicas’ aporta muy poca información sobre la verdadera naturaleza de las perspectivas y riesgos a largo plazo inherentes a dichas compañías, dada la ubicuidad de la tecnología en todos los sectores.

Analicemos el ejemplo de una compañía tecnológica que hubiera adaptado su oferta de productos para incluir relojes inteligentes que pudieran medir el ritmo cardíaco o las pautas de sueño y vincularse a dispositivos que controlen de forma permanente los niveles de azúcar en sangre –. Tal inversión no podría englobarse claramente en la clasificación tradicional que considera al tecnológico y al sanitario como dos sectores diferenciados.

De manera similar, el sector de la automoción ya no fabrica simplemente automóviles. En su lugar, podemos referirnos a la industria automovilística como fabricantes que desarrollan tecnologías limpias con impacto sobre la sostenibilidad de los recursos, como herramientas de automatización que preparan el camino hacia los coches sin conductor y como compañías que se adaptan a las demandas actuales de los consumidores conectados, desarrollando opciones de personalización y de conectividad con los ‘smartphones’.

…y la inversión en renta variable necesita seguir su ritmo

Para facilitar el acceso de los inversores a las oportunidades potenciales que pudieran presentarse en relación con esta evolución de las empresas, hemos adaptado la estructura existente de investigación colaborativa, incorporando una cobertura  específica de las cinco temáticas de crecimiento de la Economía en Evolución.

Así pues, en vez de circunscribir la especialización de nuestros equipos en función de las características tradicionales de las clasificaciones sectoriales, hemos designado un responsable de análisis e investigación para cada una de las cinco temáticas de la Economía en Evolución con el objetivo de facilitar una colaboración efectiva para evaluar ideas de inversión.

Por ejemplo, el responsable de análisis e investigación de la temática “envejecimiento y estilo de vida” abarca a todas aquellas compañías cuyas actividades estén relacionadas con las implicaciones del envejecimiento demográfico – desde compañías que comercializan productos destinados a la población de mayor edad y con abundantes recursos económicos que representa una proporción importante y creciente del gasto en consumo, hasta entidades financieras que ayudan a los ‘millennials’ a diseñar sus planes de ahorro a largo plazo, o sociedades inmobiliarias especializadas en residencias de ancianos o instalaciones hospitalarias.                                                                                                                                                                   

De forma similar, el responsable de análisis e investigación de la temática “sociedades en transición” se fija en compañías cuyas actividades promuevan el cambio de los hábitos de consumo de las sociedades a través de las distintas fronteras y mercados emergentes y desarrollados – desde compañías sanitarias que facilitan el acceso a las medicinas, hasta compañías que desarrollan tecnologías limpias y proyectos de infraestructuras.

Este enfoque multifacético pretende ofrecer a los inversores una exposición totalmente diversificada y cuantificable a las oportunidades de crecimiento que surjan en el ámbito de la Economía en Evolución. Usando nuestra base de datos propia de exposición temática podemos evaluar los niveles de variación de exposición a cada una de las cinco temáticas para cada compañía, en un universo de cerca de 11.000 compañías, 100 sub-temáticas y 1.400 sub-sectores1.                                  

Inversión activa a largo plazo en la Economía en Evolución

Una vez identificadas las compañías con cierta exposición a cada una de las temáticas de crecimiento estructural, buscamos negocios que puedan beneficiarse de estas tendencias de crecimiento y que en nuestra opinión tengan mayores probabilidades de generar retornos atractivos a largo plazo para nuestros inversores.

A este respecto, nos mantenemos fieles a nuestro análisis de títulos ‘bottom-up’ fundamental en el equipo de renta variable Framlington – nos seguimos preocupando mucho por detalles como  el rendimiento del capital invertido y la generación de flujos de caja libres para garantizar la generación sostenible a largo plazo de rendimientos crecientes. Lo que más está cambiando, en términos de evaluación de compañías expuestas a estas temáticas, es la necesidad de ser más multidisciplinar y colaborativo en el ámbito del conocimiento de cada sector.

Entonces, ¿Qué implicaciones tiene la Economía en Evolución para los inversores?

Por último, tanto las compañías como los individuos a los cuales prestan sus servicios o venden sus productos seguirán cambiando durante las próximas décadas. Creemos que la Economía en Evolución trata de identificar las mejores oportunidades de inversión en renta variable a largo plazo, con independencia de cómo se definan desde una perspectiva geográfica o sectorial.


1. Fuente: AXA IM a 29 de diciembre de 2017.

La información contenida en este artículo está destinada exclusivamente a clientes profesionales y contrapartes elegibles tal y como son definidos tanto en el Texto Refundido de la Ley del Mercado de Valores como en las normas MiFID, presumiéndose, por tanto, la experiencia, conocimientos y cualificación necesarios para tomar sus propias decisiones de inversión y valorar correctamente sus riesgos y el de sus clientes. La información reseñada tiene una finalidad meramente informativa y en ningún caso está dirigida a clientes minoristas y/o inversores finales. Igualmente, no supone asesoramiento en materia de inversión ni una promoción financiera ni invitación o recomendación de adquisición o inversión, ni constituye, por sí misma, una base para la toma de decisiones inversoras ni supone una garantía de rentabilidad futura de inversiones financieras.

AXA INVESTMENT MANAGERS no asume responsabilidad alguna por cualquier acto u omisión derivada del mal o incorrecto uso de la información facilitada, declinando toda responsabilidad por el uso incorrecto o inadecuado del presente documento.

Publicado por AXA Investment Managers GS Limited, Sucursal en España, con domicilio en Madrid, Paseo de la Castellana no. 93, 6ª planta, inscrita en el Registro Mercantil de Madrid hoja M-301801 y registrada ante la CNMV con el número 19 como Entidad de Servicios de Inversión del Espacio Económico Europeo con sucursal.