¿Qué son los bonos de corta duración?

Los bonos de corta duración son bonos con poca vigencia hasta su vencimiento, normalmente a menos de cinco años.

¿Por qué deberíamos tener en cuenta los bonos de corta duración?

Los bonos de corta duración pueden ser una herramienta útil para mitigar los riesgos tanto de subidas de rendimientos como de volatilidad del mercado. Dado que los bonos de corta duración presentan una vigencia inferior hasta su vencimiento, son menos sensibles a la subida de los rendimientos. Por un motivo similar, los bonos de corta duración también se ven menos afectados por las variaciones en los tipos de interés, por lo que en general son menos volátiles que los instrumentos con duraciones más largas.

Nuestro enfoque a la corta duración 

En general, nuestras estrategias de corta duración invierten en bonos con vencimientos de hasta cinco años o que previsiblemente se reembolsarán/exigirán en un máximo de cinco años, y que buscan captar las elevadas rentas corrientes con una volatilidad general reducida.

El presente documento se dirige y está destinado exclusivamente a clientes profesionales de conformidad con las normas MiFID (Directiva sobre Mercados de Instrumentos Financieros) presumiéndose, por tanto, la experiencia, conocimientos y cualificación necesarios para tomar sus propias decisiones de inversión y valorar correctamente sus riesgos y el de sus clientes. La información y datos financieros reseñados tienen exclusivamente una finalidad informativa y, en ningún caso, están dirigidos a clientes minoristas y/o inversores finales. Igualmente, la información y datos financieros reseñados no suponen, por parte de AXA Investment Managers ni de sus empresas afiliadas, asesoramiento en materia de inversión ni una promoción financiera ni invitación o recomendación de adquisición o inversión, ni constituyen, por sí mismas, una base para la toma de decisiones inversoras ni suponen una garantía de rentabilidad futura de inversiones financieras. El mercado financiero es fluctuante y está sujeto a variaciones y los tipos de cambio pueden sufrir oscilaciones que incidan directamente en la rentabilidad de las inversiones, tanto al alza como a la baja. Las estrategias aquí contempladas podrían no estar disponibles en todos los países y/o para determinados tipos de inversores. Las opiniones, estimaciones y previsiones recogidas en el presente documento son subjetivas y pueden cambiar sin previo aviso. No se garantiza que las previsiones lleguen a materializarse. No se otorga ninguna garantía respecto de la exactitud o exhaustividad del presente material. El presente documento no contiene información suficiente como para basar una decisión de inversión.

AXA Investment Managers no asume responsabilidad alguna por cualquier acto u omisión derivada del mal o incorrecto uso de la información facilitada, declinando toda responsabilidad por su uso incorrecto o inadecuado.

AXA INVESTMENT MANAGERS GS LIMITED SUCURSAL EN ESPAÑA, tiene su domicilio social en Madrid, Paseo de la Castellana núm. 93, 6ª planta, se encuentra inscrita en el Registro Mercantil de Madrid, hoja M-301801, y se encuentra registrada en la CNMV bajo el número 19 como ESI del Espacio Económico Europeo con Sucursal.