Nuestro enfoque y oferta

En AXA Investment Managers seguimos un enfoque de inversión responsable e inversión de impacto a dos niveles.

En AXA IM, integramos los riesgos en materia de sostenibilidad en el proceso de análisis y de inversión para todos los activos. Nuestro enfoque hacia los riesgos en materia de sostenibilidad emana de la arraigada integración de los criterios ESG (medioambientales, sociales y de gobierno corporativo) en este proceso. Nuestro marco se basa principalmente en los siguientes aspectos:

Políticas de exclusión sectorial y normativa

Estas tienen como objetivo abordar sistemáticamente los riesgos de sostenibilidad más graves en el marco del proceso de toma de decisiones de inversión.

Consulte nuestras políticas de exclusión

Metodologías propias de puntuación ESG

Recurrir a puntuaciones ESG en el proceso de inversión nos permite centrarnos en activos que presentan un desempeño ESG general mejor y, por tanto, menores riesgos en materia de sostenibilidad.

Más información sobre nuestras metodologías de puntuación ESG

Voto y diálogo y asesoramiento activo (Stewardship)

Nuestro objetivo es proteger las inversiones de nuestros clientes planteando inquietudes sobre cuestiones que podrían ejercer un impacto sustancial en el valor para los inversores a más largo plazo. Nuestro diálogo con empresas y emisores soberanos pretende reducir el riesgo de inversión, optimizar las rentabilidades e impulsar efectos positivos para la sociedad y el medio ambiente.

Este marco nos lleva a plantearnos el modo en que la sostenibilidad incide en el desarrollo, la rentabilidad o la posición de una empresa y cómo podría conllevar efectos tangibles para el valor financiero en un sentido amplio (materialidad financiera). Asimismo, nos ayuda a valorar los efectos externos de las actividades de un activo en los factores ESG (materialidad ESG).

Nuestro objetivo es aprovechar este marco para ofrecer a nuestros clientes resultados a largo plazo sostenibles mediante una exhaustiva gama de estrategias que se centran en mayor medida en la sostenibilidad. Dividimos nuestra oferta en dos vertientes.

Criterios ESG integrados

Estas estrategias aplican datos y análisis, exclusiones y  un diálogo proactivo para contribuir a integrar cuestiones ESG en el proceso de inversión y promover la presencia de características medioambientales y sociales en nuestro enfoque. En el marco de este proceso, podemos excluir aquellos emisores con las puntuaciones ESG más bajas, así como aquellos que no siguen, en nuestra opinión, buenas prácticas de gobierno corporativo. Pensamos que este nivel de integración ESG puede llegar a reducir el riesgo a fin de ayudarnos a obtener mejores rendimientos ajustados al riesgo.

Tenemos en cuenta las estrategias clasificadas como «Criterios ESG integrados» para cumplir los requisitos del Artículo 8 del Reglamento SFDR. 

En este grupo, las estrategias de la categoría «Criterios ESG integrados+» van un paso más allá al aspirar a una puntuación ESG superior a la del índice de referencia o el universo en cuestión.

Gama ACT

La gama ACT constituye nuestra oferta ESG más focalizada. Las estrategias de esta categoría han sido concebidas para ayudar a nuestros clientes a establecer objetivos de sostenibilidad específicos sobre cuestiones como el cambio climático y la desigualdad, al tiempo que siguen adoptando el enfoque reforzado hacia los riesgos de sostenibilidad y las prácticas de buen gobierno que se describen más arriba. Además de las rentabilidades financieras, estas estrategias tienen como objetivo lograr resultados positivos relativos a los criterios ESG y/o los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas (ODS de NU). Los objetivos financieros y de impacto guían nuestras decisiones de inversión.

Tenemos en cuenta las estrategias de la gama ACT para cumplir los requisitos del Artículo 9 del Reglamento SFDR. En esta gama, existen dos categorías:

  • Las estrategias sostenibles tienen por objeto integrar las cuestiones ESG en el proceso de construcción de carteras, de un modo aún más material y consciente. Todas las estrategias de este grupo están orientadas a cumplir uno o más objetivos de sostenibilidad específicos relacionados con los pilares ESG (por ejemplo, la huella de carbono) para ajustar en mayor medida el universo de inversión.
  • Las estrategias de Impacto cotizadas incorporan las exigencias de la categoría Sostenible, pero buscan negocios y proyectos que puedan llegar a ejercer un impacto intencionado, positivo, cuantificable y sostenible en la sociedad y el medio ambiente. Estas estrategias también presentarán información frente a los criterios de impacto en consonancia con ODS de NU concretos.

Este marco de clasificación de productos se aplica a fondos abiertos en las clases de activos líquidos. Pueden aplicarse enfoques específicos en el caso de cuentas segregadas o estrategias alternativas.

La referencia a las categorías de productos SFDR se ofrece sobre la base de la Directiva (UE) 2019/2088 sobre la divulgación de información relativa a la sostenibilidad en el sector de los servicios financieros («Reglamento SFDR») y de nuestros conocimientos a 10 de marzo de 2021. Hoy por hoy, aún no se han finalizado las normas técnicas de regulación relativas al SFDR ni son de aplicación. La clasificación de productos se volverá a valorar una vez se completen dichas normas técnicas de regulación y podrá evolucionar.