Nuestro marco y nuestra metodología de puntuación

1/ Conocer los retos ESG

En los últimos años, hemos asistido a un rápido crecimiento de la integración de factores medioambientales, sociales y de gobierno corporativo (ESG, por sus siglas en inglés), pero persisten las dificultades. La definición de normas, terminología, calificaciones y la calidad y la comunicación de datos siguen siendo cuestiones complejas y, al no haber un estándar mundial, puede resultar complicado para los inversores comparar las ofertas ESG de las diferentes compañías.

¿Cómo abordamos estos retos en AXA Investment Managers?

En AXA Investment Managers, nos centramos en tres dimensiones de los datos: corrección, carácter prospectivo y normalización (en este último caso, para que puedan agregarse y comunicarse fácilmente a todas las partes interesadas).

Velamos por que los marcos de datos ESG sean validados por expertos en inversión, así como por nuestra organización de gestión de riesgos. Pensamos que, para lograr un cambio sistémico, los indicadores ESG deben integrarse en los índices básicos y en las normas contables, para lograr que los informes sean más estandarizados y, por tanto, comparables. Los organismos reguladores deben intervenir para incentivar a las empresas para que ofrezcan información sobre cuestiones ESG, lograr que los datos ESG sean más cuantificables y formar a la población general sobre la importancia de las cuestiones ESG a la hora de tomar decisiones de inversión.

 

2/ Nuestro marco ESG cuantitativo

AXA IM asume el compromiso de reforzar la integración de factores ESG incrementando de manera continua la cobertura por clases de activos, desarrollando análisis y soluciones de datos ESG para los equipos de inversión y reforzando sus propias capacidades internas de investigación.

Consideramos que contar con un sistema de puntuación ESG es un paso necesario para sintetizar toda la información ESG sustancial a fin de discriminar en mayor medida entre miles de emisores. Es además el punto de partida para valorar la calidad de un emisor en función de los criterios ESG o de una cartera con respecto a su índice de referencia o sus homólogas.

Por tanto, hemos elaborado una serie de metodologías de puntuación propias, por ejemplo, para emisores corporativos y soberanos, basándonos en un marco común confeccionado en torno a los tres pilares: medioambiental (E), social (S) y de gobierno corporativo (G). También contamos con metodologías propias para emisores del sector inmobiliario.

Dimensiones clave de nuestra valoración ESG de empresas y países

 

 

 

3/ Nuestra metodología de puntuación

¿Cuáles son nuestras metodologías de puntuación?

El equipo de inversión responsable (IR) desarrolla y mantiene la metodología de puntuación corporativa de AXA IM. Empleamos datos brutos ESG de empresas y países que facilitan proveedores de análisis ESG y abarcamos más de 8.800 empresas y 190 países con nuestro sistema de puntuación cuantitativa,* para asignar en última instancia una puntuación de 0 a 10 a cada empresa o país.

Para ello, aplicamos un enfoque de cinco pasos:

1/ Fundamento del marco

Se asienta sobre tres pilares ESG, con dos factores identificados para cada pilar

2/ Proveedores de datos

Llevamos a cabo un análisis exhaustivo de los proveedores de datos ESG para seleccionar la información más relevante y abordar cada una de las cuestiones clave identificadas en el marco.

3/ Puntuación de subfactores y factores

A continuación, agregamos las puntuaciones de los dos primeros pasos y evaluamos la gravedad de las controversias y cómo podrían incidir en la puntuación de una empresa o un país.

4/ Puntuaciones por pilares

El universo de inversión se desglosa en 16 sectores de IR para abordar mejor las especificidades de cada emisor entre sus homólogos. Se calibran las ponderaciones de cada factor concreto para calcular las puntuaciones por pilar para cada emisor.

5/ Puntuación ESG

El universo de inversión se clasifica en cuatro zonas geográficas: Norteamérica, Asia-Pacífico desarrollada, Europa desarrollada y Europa emergente. Las puntuaciones ESG se normalizan por región para permitir una comparación adecuada y asegurar suficiente discriminación.

 

También disponemos de una herramienta analítica para ayudar a los profesionales de la inversión a consultar la puntuación de un emisor y su historial.

En el caso de los emisores soberanos, nos basamos en indicadores ESG publicados por fuentes internacionales reconocidas. Distinguimos dos grupos de países: maduros y en proceso de avance. Para ambos, aplicamos los pilares ESG, pero podemos basarnos en indicadores específicos, teniendo en cuenta el nivel de desarrollo socioeconómico de estos países.

Asimismo, disponemos de metodologías de puntuación propias para determinadas clases de activos alternativas como préstamos para inmuebles comerciales, infraestructuras y préstamos apalancados.