Inversión consciente del clima en AXA IM

Como gestora de activos responsable, invertimos de forma activa y a largo plazo para ayudar a nuestros clientes a prosperar, así como a garantizar un futuro próspero para las personas y el planeta. El cambio climático y la respuesta a este puede que sean los retos más acuciantes de cara a alcanzar dicho objetivo.

Gobiernos de todo el mundo aspiran a limitar el calentamiento global alineando sus economías con los objetivos del Acuerdo de París de 2015 (COP 21). Este cambio ha ganado dinamismo tras un crecimiento que sigue un modelo de menos emisiones, en el que hay cada vez más empresas de primer orden que se comprometen con la neutralidad de carbono y las emisiones de bonos verdes. Esta circunstancia conlleva riesgos y oportunidades para las empresas, así como para los inversores.

Esta evolución está cambiando el modo en que analizamos y valoramos las empresas y los emisores soberanos e incidiendo en cómo tratamos de optimizar las carteras de nuestros clientes con una inversión responsable y de impacto. El clima se ha convertido en el tema dominante en el mundo del análisis medioambiental, social y de gobierno corporativo (ESG) y hace mucho tiempo que creemos que una inversión ESG eficaz contribuye a descubrir las empresas más sostenibles, lo cual a su vez puede brindar rentabilidades financieras a largo plazo más sostenibles.

En AXA IM, hemos integrado a más de 38 especialistas en inversión responsable en nuestros equipos de análisis e inversión. Consideramos que la inversión responsable y las cuestiones ESG deben estar en el centro del negocio, moldeando día a día carteras capaces de responder a retos inmediatos y crecientes como el cambio climático.

Consideramos que es el momento de que los inversores conozcan esta nueva realidad y se adapten a ella. Por nuestra parte, contamos con las herramientas y conocimientos para ayudarlos con nuestra gama de clima ACT.

Nuestras estrategias de la gama ACT relacionadas con el clima